Archivos de la categoría opinión

100 DIAS UNIENDO FUERZAS

Por Mariela Sagel, El Siglo de Panamá, 7 de octubre de 2019

     Mañana 8 de octubre se cumplen 100 días del gobierno de Laurentino “Nito” Cortizo, que sin lugar a duda despertó muchas esperanzas en una población que no veía cómo iba a arreglarse la situación económica del país.  En estos 100 días el presidente ha cumplido algunas de sus promesas, como la creación del Ministerio de Cultura, el pago a los proveedores que ya rebasaba lo tolerable y, sobre todo, dio un mensaje claro al mundo en su visita a Naciones Unidas.

     Al celebrarse la 74ª. Asamblea Anual en la sede de esa organización en New York, Cortizo exhortó a las naciones presentes a unirse para construir el futuro, sin imposiciones y en libertad para convivir con igualdad y respeto. Exhortó a buscar un mundo más fraterno, con el único propósito de disfrutar de una paz duradera, compartida y universal.

     Resaltó que el libro de Panamá (refiriéndose a lo que se ha escrito de nuestro país) tiene muchas páginas por conocer, que somos más que un canal.  Dedicó un especial reconocimiento a todas las migraciones que vinieron a construir, primero el ferrocarril, y después ese canal que unió los dos océanos y facilitó el comercio mundial.  También resaltó los productos emblemáticos por los que se nos conoce, así como los esfuerzos por la paz a través del diálogo y las negociaciones y el logro de consensos.  Recordó que el sueño del libertador Simón Bolívar era “Si el mundo hubiese de elegir su capital, el Istmo de Panamá sería señalado para ese augusto destino”.

     Destacó la lucha de generaciones de panameños que derribó la quinta frontera, la Zona del Canal, y el apoyo del mundo que culminó con la firma y puesta en vigencia de los Tratados Torrijos Carter, así como la reciente visita del Papa Francisco para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, en la que destacó que el país es “de gente noble”.

     Insistió en lo que ha llamado la conquista de la sexta frontera, la erradicación de la pobreza y la desigualdad que existe en nuestro país, y que es parte de sus postulados de campaña.  Se comprometió al cumplimiento de los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible, que pasan por enfrentar la corrupción con una efectiva administración de justicia.

     De igual forma, reiteró su gran obligación con la educación, a fin de que los estudiantes aprendan a pensar en equipo, resuelvan problemas, sean creativos, cuiden el ambiente y sean sensibles al arte, la cultura, la ciencia y la tecnología.

     Como corolario, mencionó la enorme riqueza natural que tiene nuestro país, y la defensa que todos debemos asumir de ella, vinculándola a la cumbre de acción climática que se estaba celebrando.  Muchas otras cosas positivas expuso el presidente, en su primera presentación ante el foro mundial.  Lo más importante es que su coherencia y franqueza va acorde a la ejecución que de forma firme y pausada lleva a cabo para rescatar el país del hoyo profundo en que nos dejó el gobierno anterior, tanto moral como económicamente.

CONMEMORACIONES Y RECONOCIMIENTOS

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 6 de octubre de 2019

     La semana que dio inicios al décimo mes del año estuvo cargada de conmemoraciones y reconocimientos.  El 1 de octubre se celebraban 40 años de la implementación del Tratado Torrijos Carter que puso fin a la presencia colonialista estadounidense en Panamá.  La Cancillería preparó un excelente programa en el que no quedó nada por fuera:  se presentaron videos de las diferentes etapas de las negociaciones entre Panamá y Estados Unidos, se reconoció la labor que llevaron a cabo los negociadores, algunos de ellos allí presentes, y se les entregó a cada uno (en el caso de los fallecidos, a sus descendientes o cónyuges) una placa en agradecimiento eterno por sus desvelos y su disposición a pasar largas temporadas fuera de su casa y estresantes momentos para recuperar nuestra soberanía.

     El acto fue emotivo porque además de ver reunidos a todos los que de alguna forma le debemos que hoy seamos los administradores de nuestro principal recurso del país, la posición geográfica, donde se encuentra el Canal de Panamá, también se conocieron anécdotas que solamente sabían los negociadores y alguno que otro ratón de biblioteca, que ha estudiado los temas del Canal con la disciplina y profundidad del Profesor Luis Navas, por ejemplo.  El expresidente Jimmy Carter, que firmó el tratado en representación de Estados Unidos, envió un mensaje muy cariñoso al pueblo panameño, coincidiendo ese día con su cumpleaños 95.

     A principios del año dicté una conferencia sobre literatura panameña en el Instituto Cervantes de Tánger y gracias al aporte del Dr. Aristides Royo a mi texto, supe que los negociadores tradujeron macarrónicamente el poema de Amelia Denis de Icaza, “Al Cerro Ancón”, escrito en 1906, y que, gracias a esa alegoría de haber perdido el acceso a tan emblemático cerro, se concedió a los panameños izar la bandera en su cima, como efectivamente se hizo, el día en que se implementaban los tratados firmados hacía dos años.  Es un bello ejemplo de que la literatura intervino junto a la diplomacia para solventar conflictos.

     También le tocó al Dr. Royo, entonces presidente y hoy ministro del Canal, contar que ese día, 1 de octubre de 1979 llamó temprano al General Omar Torrijos para preguntarle qué quería, si lo pasaba a buscar o él llegaba a la presidencia para ir a la ceremonia, a lo que el general le dijo que él no iba a estar presente, que le tocaba a él, Royo, presidir los actos.  Él le inquirió que qué hacía entonces con los más de una docena de mandatarios que habían viajado a Panamá para estar presentes en un evento histórico, y el general le dijo que los atendiera, que él era el presidente.  Recordemos que Torrijos repetía “no quiero entrar en la historia, quiero entrar en la zona del Canal”.  Pues ya tenía Panamá su entrada en esa zona, que estuvo vetada para los panameños por 76 años y Omar Torrijos sí entró en la historia.

     Al día siguiente, 2 de octubre, se le concedió en la Presidencia de la República la orden Omar Torrijos Herrera a un gran comunicador radial, que por 50 años ha sido la voz del pueblo panameño y que como dice su slogan “es el negrito justiciero”, al que todos queremos y escuchamos y que ha ganado una legión de amigos de todos los bandos, el gran Andrés Vega, alias Domplín.  El Cañonero de Domplín es un programa radial que ha utilizado la crítica social y política sazonada de chispeante humor.  Andy Vega, como se le llama cariñosamente, ha estado sufriendo quebrantos de salud y ese día que el gobierno le hizo el merecido reconocimiento, estuvo acompañado por algunos de los que forman esa legión de amigos y por su familia.

     Recordaba Olimpo Sáenz en estos días que el Cañonero, entonces transmitido por la Exitosa, era la trinchera preferida de los que estaban a favor del SÍ a los tratados, que manejaban con ironía Domplín, Pepe Zamora (cofundador del programa, fallecido hace 20 años) y Rony Sierra y el NO de los opositores al tratado cuando iba a realizarse el referéndum que los ratificó.  Y Domplín daba cabida al debate respetuoso, teniendo él su postura política definida.

     Andrés Vega es un comunicador invaluable e irremplazable en nuestro medio, y el haber tomado la iniciativa el gobierno nacional de concederle esa condecoración demuestra una gran visión y es un buen mensaje para los que opinamos en los medios.  Domplín fue legislador durante un período y no me dejarán mentir los que coincidieron con él en la asamblea que él es de los que suman, nunca restan, amigos.

     Y finalizamos la semana recordando el trigésimo aniversario de la masacre de Albrook, en la que murieron 11 miembros de las extintas Fuerzas de Defensa al intentar deponer a Manuel Antonio Noriega.  Fue el principio del fin de una era que no tiene que ser demonizada sino estudiada con cautela para que no se repita.  Como se muestra en la exposición “Last Folio” que se exhibe en el Museo del Canal, “nunca más, nunca olvidar”.