Archivos de la categoría Panamá

21 Años de manejo exitoso del Canal

Por Mariela Sagel, 4 de enero de 2021, El Siglo de Panamá

El 31 de diciembre pasado, además de poner fin a un año marcado por la pandemia más terrible que hayamos conocido a nivel mundial, se cumplieron 21 años del traspaso de la administración del Canal de Panamá a manos panameñas. Se cumplía así un proceso que duró 23 años, desde la firma de los Tratados Torrijos Carter, el 7 de septiembre de 1977 en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA). Un proceso que desmanteló toda una entelequia creada por los Estados Unidos para contar con una gigantesca base militar en la mitad del continente americano.

Panamá fue siempre el cruce entre dos mares y desde la visión bolivariana, Puente del Mundo, Corazón del Universo. El mayor recurso que tiene el país es, sin duda, su posición geográfica, y de allí las infraestructuras como el canal, el ferrocarril, los puertos, la conectividad aérea y de cables submarinos agregan valor al país.

En estos 21 años los panameños hemos demostrado no solo que somos capaces de manejar una obra de infraestructura tan importante como el canal, sino de hacerlo muy bien. Lo expandimos, lo hemos sistematizado y es el principal contribuyente al Tesoro Nacional. También es un símbolo de orgullo de todos los panameños donde estemos, pues para muchos lo único que saben de Panamá es que tiene un canal que une dos océanos.

Estos 21 años no han sido fáciles, los gobiernos que se opusieron a los tratados y también a la expansión, por el simple prurito que lo estaba gestionando el partido PRD han sido los más beneficiados, los que lo recibieron y los que inauguraron su expansión. Y aún así han sido tan mezquinos que el expresidente Varela, ante Naciones Unidas, se refirió a los tratados como eso, sin mencionar su nombre ni el de los que tuvieron el coraje de firmarlos. Ahora están pagando su karma.

Como dice Paul Auster en “La Trilogía de New York”, nada era real, excepto el azar.

Continuando con el annus horribilis

Ahora me entero de que, entre otros, en Panamá murió doña Rosario Arias de Galindo, una combatiente por la democracia en nuestro país

Por Mariela Sagel, 28 de diciembre de 2020, El Siglo de Panamá

Continuando con el recuento necrológico que empecé ayer, de personalidades que nos arrebató el año 2020, un año terrible para el mundo entero, se me quedó por fuera el gran escritor británico John Le Carré, cuyo verdadero nombre era David Cornwell, autor de, entre otros, El sastre de Panamá, que después llevaron al cine.

Explicaba en el artículo de La Estrella que la expresión “annus horribilis” la acuñó la reina Isabel II de Inglaterra para describir su año 1992, cuando todos sus hijos rompieron sus parejas y su país enfrentó varias crisis, pero este año que ya agoniza ha sido más que eso y no parece que le vaya a dar tregua al nuevo año que se posesionará en tres días.

Ahora me entero de que, entre otros, en Panamá murió doña Rosario Arias de Galindo, una combatiente por la democracia, a sus casi 101 años. Este virus no discrimina entre ricos y pobres, famosos y anodinos, blancos o negros, mujeres u hombres.

Enfrentamos un año lleno de retos y dependerá de nosotros que remontemos lo perdido en este “annus horribilis” en que el virus nos doblegó casi hasta dejarnos en el piso, y convirtamos lo aprendido en algo positivo para que surja una sociedad más responsable, con valores y enfocada en lo que realmente debe.

La solidaridad, el respeto al medio ambiente, la crítica justificada y no en base a agendas partidistas. Todavía resiento el comentario de una persona allegada que, recién empezada la crisis me dijo, como si fuera Madame Kalalú, que con esto el PRD no se reelegiría

¿Quién en su sano juicio estaba pensando a principios de este año en las elecciones de 2024? Los que perdieron deben de estar es agradecidos que no les tocó enfrentar semejante hecatombe y coadyuvar en lo posible con el gobierno, a buscar las mejores alternativas de recuperación y no andar desorientando a la población.

Que el 2021 nos traiga la aspirada paz social y salud anhelada.
Embajadora de Panamá en Turquía