Archivos de la categoría Panamá

La necesaria educación vial

MARIELA SAGEL

marielasagel@gmail.com

El Siglo, 18 de Octubre de 2010

Ha sido muy bien recibido el anuncio del director de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) de que se va a realizar una gran campaña de educación vial. La idea me parece excelente y si se llega a concretar, deben tomarse en cuenta tanto los peatones como los conductores, para que todos elevemos el nivel educativo en este aspecto.

Está comprobado que la mayoría de los accidentes que involucran atropellos se dan por imprudencia de los peatones. El desorden con el que acostumbran manejar los conductores de taxi, que paran en cualquier lado para recoger un pasajero, debe ser tomado en cuenta, pero por ambas vías: por el taxista como por el que requiere el servicio.

Otro punto importante es el conducir por el lado izquierdo de la carretera, cuando la vía sea de dos carriles, que es el que debe utilizarse para avanzar (rebasar o cruzar un auto que va a una velocidad inferior). En esas vías se ven unos carros que parecieran que estuvieran vendiendo huevos, manejando tranquilamente por el lado izquierdo, para desesperación de los que sabemos que las reglas internacionales señalan que este carril es para ir más rápido.

Ya hace más de diez años se decretó que se debe usar el cinturón de seguridad, así como que no se debe hablar por el celular cuando uno está conduciendo. Es impresionante cómo se ven rampantemente a muchos conductores hablando por el teléfono móvil. Esto podría hacerse si se cuenta con un ‘hands free’ o manos libres (sea un cable con audífonos o un tecnológico sistema de blue tooth). Estas medidas deben reforzarse y sobre todo, hacer tomar conciencia a los que manejan lo peligroso que es tener la atención puesta en una conversación y no en la ya de por sí caótica red vial de la ciudad, o las carreteras del interior.

Otro factor que se debe tomar en cuenta es la cortesía en el manejo. De nada sirve bloquear una intersección cuando cambia la luz en un semáforo porque no se gana nada, más que un disgusto. De la misma forma, si uno no puede avanzar, se debe ceder el paso a los peatones que estén esperando cruzar, porque no se gana nada bloqueándoles el paso.

Antanas Mockus, cuando fue alcalde de Bogotá, enfocó su cambio de la ciudad en una nueva cultura ciudadana. No veo nada malo que copiemos lo bueno que han hecho otros.

Sus misterios a la luz (auto entrevista)

Entre la cultura y la política

Facetas, 17 de Octubre de 2010

¿Por qué escribes artículos de opinión? Porque es mi manera de estar siempre manifestándome, emitiendo mi opinión. Es la trinchera que he seleccionado en vista de la incompetencia de los políticos para señalar los desaciertos, vengan de donde vengan.

PERO SON VARIOS LOS TEMAS….

Los de opinión, los domingos en La Estrella y los lunes en El Siglo generalmente son de orden político, pero no partidista sino de una ciudadana que se precia de siempre estar al tanto de lo que acontece. Los culturales, un par al mes, son reseñas de libros, de obras de teatro o lugares que visito, porque esos me gustan mucho, me permiten compartir experiencias e investigar un poco, de historia, de personajes, de momentos que ocurrieron y fueron determinantes. Y de tratar de instruir a mis lectores, a inducirlos a leer un libro, a recrearse con una muestra pictórica.

¿Y QUÉ TIPO DE LECTURAS HACES?

Ficción mayormente, la realidad es demasiado dura como para que encima esté regodeándola en las lecturas. Pero leo los periódicos y sobre todo, artículos de opinión que valgan la pena.

¿Y SIEMPRE FUISTE BUENA LECTORA?

Furibunda, desde chica. En mi casa había muchos libros y de temas pesados, como La Peste de Camus o El Gatopardo de Lampedusa. Perdí la buena visión por leer con flash light.

¿Y LA EDICIÓN EN QUE HAS INCURSIONADO RECIENTEMENTE?

Asistí en la edición de la Bitácora del Presidente del doctor Ebrahim Asvat y edité la novela erótica Memorias de una Pulga III, de Guillermo Ledezma. Pero mi primera incursión en este campo fue en la secundaria, en un periódico clandestino que casi me cuesta la expulsión. Eran los tiempos álgidos del verano del ‘68 y los acontecimientos de Tlatelolco, y yo consideraba que no podíamos, aunque estuviéramos en un exclusivo colegio de monjas, mantenernos al margen. También tuve una revista cultural, llamada Arte Visual, en los años 80.

¿DÓNDE PUBLICAS LO QUE ESCRIBES?

En periódicos, los de este grupo, y también lo hago en revistas, tanto nacionales como internacionales. Siempre es importante ubicarse en la posición de quién te va a leer para abordar mejor cómo vas a escribir. No es lo mismo escribir para un lector del Miami Herald, que para un pasajero de Copa. Por ocho años tuve una columna titulada ‘Sobre arte’ en la revista TV Guía, de Miguel Rumbau y por esos articulitos míos Carlos Weil descubrió la tagua y mira el gran negocio que ha logrado hacer con esa nuez vegetal. Debería pedirle regalías.

¿ERES ARQUITECTA, EX MINISTRA Y …?

Lo soy, estudié arquitectura, aunque poco la he ejercido y también fui ministra. He tenido una vasta experiencia profesional que me ha dado oportunidades muy buenas, como ser gerente de McCann Erickson, que es una agencia de publicidad internacional, arrancar una empresa de telecomunicaciones como Telecarrier, donde no solo la empecé al lado de José Guanti, sino que administré la construcción y puesta en ejecución del ‘data center’ de la Ciudad del Saber, que es un ícono de tecnología de punta. Nuestros asesores son los que hoy día llevan adelante la ampliación del Canal. También tengo una maestría en administración de empresas e hice un diplomado en Administración de Proyectos.

¿Y EL MINISTERIO FUE TU ÚNICA EXPERIENCIA GUBERNAMENTAL?

Sí, y fue breve pero productiva (creo). Gracias a Dios no he necesitado ser funcionaria para desarrollarme en el campo profesional. La burocracia estatal es asfixiante.

¿Y TU EXPERIENCIA DOCENTE?

Me encanta. Acabo de terminar de dictar un módulo dentro de un Diplomado de Gobernabilidad y Gerencia Pública, auspiciado por la CAF (Corporación Andina de Fomento) y la George Washington University. Se realizó en las cuatro sedes de la Universidad de Panamá y fue una experiencia estupenda pero espero que lo haya sido más para los participantes pues de ellos depende que a futuro tengamos mejores gobernantes en nuestro país.

¿POR QUÉ TU HIJA SIEMPRE SALE A COLACIÓN EN ESCRITOS O ENTREVISTAS?

Es que ella es un ángel especial. Dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo, la mía vino con una panadería. Es brillante, inteligente, práctica y muy espiritual. Siempre me esforcé por ofrecerle lo mejor, y por ella dejé pasar muy buenas oportunidades de rehacer mi vida sentimental. Dios me ha permitido poder darle la mejor educación y no me faltaron los medios para que fuera a dos importantes universidades como son McGill, en Montreal, Canadá y MIT, donde recientemente terminó su maestría. Además, en Panamá se graduó en el Colegio Episcopal, con primer puesto.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS ADMIRAS Y LO QUE TE MOLESTA DE LOS DEMÁS?

La inteligencia y la lealtad. Las personas más inteligentes con las que he trabajado son José Guanti y Ernesto Pérez Balladares, además de mi padre. Me molesta mucho la traición de los amigos, este año he recibido golpes muy duros al darme cuenta de que personas que por años consideré mis amigos me fallaron. El problema es que aquellos que tienen baja autoestima o carecen de ella, sienten a personalidades como la mía como una amenaza latente, y lo más fácil es descalificarme.

¿Y TUS VÍNCULOS CON EL ARTE?

Siempre me gustó mucho la pintura, estudié arte en New York y decidí incursionar en el negocio del arte como galerista. Carmen Alemán y yo formamos en 1982 Arteconsult. Después le vendí mi parte pues más que vender cuadros, me gustaba la promoción y la crítica. En los años ‘90 Dicky Durán me invitó a ser parte de la Junta Directiva del Museo de Arte Contemporáneo y allí estuve como secretaria por 12 años. En el año 1993, con motivo de los 90 años de la independencia de Panamá, me invitaron a escribir un recuento de las artes plásticas en Panamá y ese trabajo fue publicado por el Gobierno Nacional, bajo la presidencia del señor Guillermo Endara.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE MOLESTA?

La ignorancia y los prejuicios, la impuntualidad y la mentira. También me molesta mucho la gente con malas maneras en la mesa, que son descorteses, no piden permiso para levantarse si el resto no ha terminado de comer o empiezan antes que los demás y, sobre todo, no usan adecuadamente los cubiertos o las servilletas. Ahora se ha agregado el hecho que hay quienes no se desprenden de sus ‘blackberries’ ni para sentarse a la mesa y no paran de chatear. Considero que es una gran grosería.

Y POR ÚLTIMO ¿QUÉ TIEMPO LE DEDICAS A LAS COSAS MUNDANAS?

Soy una gran hedonista pero no soy superficial. Me encanta el cine, que me den masajes, hacerme faciales pero odio ir de shopping y no es que no compre, sino que adquiero lo que necesito y no tengo esa necesidad de estar todo el día metida en un mall. Me decanto por las librerías, las tiendas de discos (cada día más en extinción) y las ferreterías. Mis prendas preferidas son los relojes de pulso y siento especial debilidad por las carteras pero no me arrebato por la moda ni me pongo lo que esté al último grito. Es mejor caer en gracia que parecer gracioso, ¿no crees?

Sus misterios a la luz