Archivos de la categoría Publicado en El Siglo

JUNIO, MES DEL AMBIENTE

Por Mariela Sagel, El Siglo, 10 de junio de 2019

     Este mes de junio se están celebrando varios días dedicados al ambiente.  El 5 de junio fue el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido por la ONU desde 1974.  El 8 de junio fue el Día Mundial de los Océanos, que se conmemora también por iniciativa de la ONU desde 2009 y el próximo 17 de junio se celebra el Día Mundial contra la desertificación y la sequía.

     Nuestro planeta está en franco peligro.  La mayoría de la población del mundo no se ha dado cuenta del daño que causa la mala disposición de la basura, la tala de árboles, la deforestación, el desperdicio del agua y no entienden lo que se llama “cambio climático”.  Es hora de que recapacitemos al respecto.

     Panamá es un país bendecido por abundancia de agua, de flora y fauna, pero no sabemos la riqueza que tenemos y la desperdiciamos.  Dá dolor pasar por los barrios más pobres de la ciudad y ver los cúmulos de basura, entre los cuales se aprecia papel, cartón, plástico, latas, todo material que es fácilmente reciclable y que incluso puede generar ingresos para los que lo arruman como desechos. Estos desechos van a dar a los océanos. Y contaminan.

     El Ministerio de Ambiente ha hecho muy poco o casi nada en elevar la conciencia ambiental del país.  El legislador electo Edison Broce logró pasar una ley de reciclaje hace más de un año, siendo diputado suplente, para que en las instituciones públicas se implementara el reciclaje.  A la fecha, el actual ministro no se ha dignado darse por enterado de esta ley, lo que debe ser el primer intento por crear conciencia de reciclar.  Esta conciencia funciona como un efecto dominó: aprendes a reciclar en el trabajo y luego lo adoptas en tu vivienda, en tu barrio, en tu corregimiento.

     Apostemos al ambiente y no sigamos destruyéndolo.  Es el único planeta que tenemos.  Debemos respetarlo y quererlo.  Esperamos que el nuevo gobierno tome en serio el peligro que enfrentamos con esta inconsciencia ambiental.

NO HAY MARGEN DE ERROR

Por Mariela Sagel, 3 de junio de 2019, El Siglo

     Ya falta menos de un mes para que el nuevo presidente electo asuma funciones y el proceso de transición aparenta estar llevándose a cabo de forma normal y hasta colaborativa de parte de los funcionarios que están dejando la gestión.  El presidente Varela se portó a la altura asistiendo a la proclamación del señor Laurentino Cortizo y eso ha contagiado a la población de un gran entusiasmo, porque aún cuando el margen con que ganó es muy poco, las esperanzas son muchas.

     Ya se han develado algunos nombres que ocuparán las principales carteras ministeriales, y se espera esta semana que se conozcan otras, especialmente las que manejan temas tan sensitivos como educación, salud, agricultura, los olvidados de las dos gestiones anteriores.

     Para corregir el rumbo del país, en tantos temas, hay muy poco o ningún margen de error.  El país está en una crisis institucional sin parangón y se debe fortalecer el marco legal para la ley de carrera administrativa, la ley de contrataciones y la ley de carrera judicial.  Las instituciones están desprestigiadas, incluso una tan respetada como el Tribunal Electoral.  La política exterior debe reestructurarse desde los cimientos y hacer ingentes esfuerzos porque a Panamá se le respete en todos los foros.

     No podemos dejar pasar la oportunidad de rescatar el país, seamos del partido que seamos, haber votado por el que hayamos votado.  Es una oportunidad que tenemos que no nos permite equivocarnos.  Y con acciones tan pequeñas como no tirar basura en la calle, ser corteses en el manejo, reciclar, hablar correctamente y hacerlo también de esa manera.  Solamente cuando todos los panameños veamos el país como un todo, y no el que cada uno quisiera de acuerdo con sus intereses vamos a avanzar.

     El nuevo gobierno debe hacer obras con transparencia y no contratar empresas acusadas de corrupción.  Esas dos cualidades serían un mensaje claro de que las cosas se van a hacer bien.