Archivos de la categoría Publicado en El Siglo

SIN RUMBO

Por Mariela Sagel, El Siglo, 22 de mayo de 2017

Los tropezones que se están dando los funcionarios más visibles (o que están en el ojo de la tormenta) no dejan de asombrarnos.  Como niños malcriados el ministro de Salud y el nuevo y director de la Caja de Seguro Social se arrebataron los micrófonos en una conferencia de prensa, a ver quién de los dos tenía las estadísticas más acertadas sobre la enorme mora quirúrgica que ensombrece la generosa oferta que hizo el Presidente, de hospedar en hoteles a todo aquél que esté esperando una operación.  No contento con aclarar a los medios que él si tenía la información correcta, y que lo que quería era dejar “lucirse” (como si de un concurso de simpatía se tratara) al ministro, el director corrió a ofrecer cirugías gratis los sábados de su parte, lo que ha sido ponderado como acto heroico por los cándidos panameños que todavía creen en pajaritos preñados.

Y como están hasta con el agua hasta el cuello, y chapoteando en el estercolero en que se metieron por andar en malas compañías 26 meses del gobierno anterior, la canciller llamó la atención del embajador de Venezuela –en todo su derecho — sobre declaraciones vertidas en torno a la crisis que vive el país hermano.  Esa misma actitud debió asumirla hace un año con el embajador de Estados Unidos, cuando se quiso convertir en estrella de rock o del Houston Livestock Show and Rodeo al atacar directamente empresas panameñas por “razones para creer” de que estaban involucradas en negocios turbios, llevándose por los cachos a los diarios que conforman el grupo GESE, entre ellos El Siglo.  Para un país como Venezuela sí estamos prestos a protestar, pero con Estados Unidos, cumplimos como siervos lo que nos imponen.

Ni en relaciones internacionales, ni en salud, ni en educación, agricultura y menos en seguridad sabemos para dónde vamos o dónde nos quieren llevar.  Ya ni podemos ir tranquilos a un hospital porque podemos encontrarnos en medio de una balacera.

LA COMPETENCIA ESTÁ EN EL SERVICIO

Por Mariela Sagel, El Siglo, 15 de mayo de 2017

Se anunció para hoy una protesta de los conductores de taxi contra la plataforma de Uber, que tiene a muchos satisfechos de que haya llegado hace ya unos 3 años a Panamá.  Los taxistas, que se especializan en manejar desordenadamente, llevar a varios pasajeros al mismo tiempo, cobrar los que les da la gana y ser poco corteses (especialmente los que dicen “no voy”) no han entendido que Uber es para un segmento de la población que no necesariamente carece de automóvil, sino que prefiere trasladarse a los sitios en forma segura y confiada.

Hace unos días pedí un Uber para ir a la Ciudad del Saber y al rato me llamó el conductor (porque al pedirlo uno mediante su aplicación, se identifica tanto el que pide como el que va a prestar el servicio, con número de teléfono y foto) para decirme que había dejado las llaves en su auto.  Le pregunté si le era más conveniente dejarlas con el guardia de seguridad de mi edificio, dado que la Ciudad del Saber está un poco alejada, y así lo hizo, con un cargo ínfimo.  Si me hubiera ido en taxi, las posibilidades de rescatar mis llaves hubieran sido casi nulas y lo más probable es que hubiera tenido que llamar a un taller de cerrajería para poder entrar a mi departamento.

Las autoridades están en la obligación de poner orden en este asunto, porque no se puede permitir que ya que el tránsito por la ciudad es un tormento, encima no se asuma con hidalguía el meollo del asunto: la población usuaria de taxis está harta del mal servicio, del “no voy”, de los automóviles en mal estado, de la música estridente y del peligro que representa andar en un taxi, tanto de día como de noche. Claro que hay sus excepciones, pero seguramente esas no son las que van a estar en la protesta de hoy.  Espero que Uber haya llegado para quedarse.