Archivos de la categoría Publicado en El Siglo

LA CITA CULTURAL DEL AÑO

Por Mariela Sagel, El Siglo, 13 de agosto de 2018

El martes 14 de agosto se inaugura la Feria del Libro (FIL), que este año tiene al Estado de Israel de invitado de honor. Es una magnífica oportunidad para que todos los panameños nos acerquemos a esa fuente de sabiduría que son los libros.  La entrada cuesta $4.00 para adultos, $2.00 para jubilados y $1.50 para niños.  La Cámara Panameña del Libro tiene disponibles unos busitos desde el lote donde quedaba el Instituto Justo Arosemena, para que el que va en auto pueda estacionarse allí y ser trasladado sin costo, y también un bus desde la terminal de Albrook que, cada hora, llevará y traerá a los interesados en esta fiesta cultural imperdible.

Se tiene a pensar que la lectura, la literatura y temas relacionados está reservada para una élite y nada más alejado de ese prejuicio.  Es precisamente la lectura y adquirir conocimientos lo que permite a los ignorantes, a los marginados, salir de esa situación y superarse y por qué no, llegar a ser una élite.  Arturo Pérez Reverte, el famoso escritor español, se refería hace poco a que no se imaginaba cómo sería la vida de alguien que no lea.  Yo tampoco me la imagino, aunque la vea a diario, en los pobres alienados que se pasan la jornada de trabajo mirando sus teléfonos móviles o el horizonte. “¿Qué mejor compensación por una vida mediocre o frustrada que un buen libro que te haga soñar?”.

No sé cuánto cuesta la entrada a las ferias comerciales que se realizan, pero la inversión que se hace para entrar a la FIL redunda en el estímulo a la curiosidad de los niños, en la recreación del Callejón juvenil, en la participación con versos o canciones en el Zaguán Literario, en las presentaciones de libros de toda clase, hasta de quiromancia.  Anímate a embriagarte de literatura y cultura este año en la FIL.

TÁCTICAS OBSOLETAS

Por Mariela Sagel, 6 de agosto de 2018, El Siglo

La campaña electoral ya arrancó y veremos mucho lodo en redes, medios de comunicación y hasta peleas entre amigos y parientes.  Debemos estar conscientes de que no podemos ni debemos permitir que una campaña afecte amistades de muchos años o lazos familiares inquebrantables.

Leía con interés el domingo en La Estrella a uno de mis compañeros de las columnas de opinión, don Samuel Lewis Galindo, –que a sus más de 90 años sigue aportando y dando luces sobre ética–, que los candidatos de hoy usan las mismas tácticas de hace 70 años.  La diferencia, le aporto yo al distinguido columnista, que rememoraba unas notas que había escrito su padre, es que ahora cualquier pelafustán agarra un teléfono “inteligente” para insultar al que menos uno se espera.  La inteligencia debería estar en las personas que usan ese teléfono, pero por el abuso de ese aparatito, se está diluyendo y perdiendo la poca inteligencia que tiene el usuario en insultos, diatribas, sacadera de trapos y demás.  Esta semana leía un ataque que el secretario de metas de este agonizante gobierno (¡al fin!) le dirigía a un expresidente. Aquí se aplica muy bien lo que definió el gran educador argentino Domingo Faustino Sarmiento, que la ignorancia es atrevida. Y de ignorantes estamos llenos en las redes.

Debemos sentarnos a tratar los temas políticos con la cabeza fría y sin pasiones.  Pensar que una palabra mal dicha, un ataque mal intencionado puede reventarnos en la cabeza en lo que uno menos piensa.  Muchos creen que las redes son las que marcan las tendencias ahora, pero en realidad es la réplica de lo que sucede en las redes lo que hace la noticia.  Por eso yo no dejo de escribir columnas que orienten y traten de impartir docencia y decencia.  Es mi contribución a que nuestro país no se hunda más en la inmundicia al que nos han llevado estos políticos improvisados.