Loa a la ignorancia

Diseño de un perfume que se burla de la confusión de la pobre aspirante a Miss
Diseño de un perfume que se burla de la confusión de la pobre aspirante a Miss

El significado de “loar”, según el DRAE es “dar por bueno algo”. Y tal parece que esa ha sido la referencia que ha tomado un medio de comunicación impreso para enaltecer, precisamente, la ignorancia de una representante de belleza, a fin de promover el conocimiento y la cultura general.

Me refiero a la campaña de mercadeo del Atlas Mundial Ilustrado , que saca provecho de la burla que fuimos a nivel mundial y el repudio de la mayoría de los panameños, ante la pregunta que se le hizo a una aspirante a “Miss” sobre el filósofo chino Confucio. Nadie esperaba que supiera con pelos y señales sus teorías o su fecha de nacimiento, pero por lo menos que no lo asociara con la confusión que ella misma tiene en su tristemente célebre bagaje. Al tomarla como ejemplo o estrella de la promoción de uno de los productos que en teoría van a elevar el nivel cultural de la población, el mensaje que se envía es que la ignorancia paga, es un buen negocio.

Pobre y deplorable señalamiento y más aún, decisión, para hacer una campaña. Hay tantos estudiantes en nuestro país que se esfuerzan por competir en los certámenes de oratoria, por destacarse en las olimpiadas o juegos florales de su escuela o corregimiento, o simplemente, están pendientes de las fuentes de conocimiento que cada día llegan a más personas gracias a la dinámica de los medios de comunicación, que recaer todo el peso de la iconografía en un lastre que nos hizo pasar pena dentro y fuera lo considero una forma de burlarse de la inteligencia de los panameños.

Más aún lo es que sea precisamente en la figura de la mujer panameña en quien recaiga todo el peso de la burla y recreo a tan deleznable papel. Eso deja muy mal parada a la educación en Panamá y, como escribió mi amiga Berna Calvit en un mensaje al defensor del lector, “es cosa sabida, pero nunca ha sido motivo de chiste, sino de pesar”.

Pero ya nada nos debe sorprender en este país surrealista, con medios surrealistas que, no solamente Gabo, sino André Breton, el llamado padre de esa corriente, hubieran quedado espantados de haber llegado a Panamá antes que el primero reseñara a Macondo y el segundo visitara México. Es precisamente ese medio impreso el que se ufana de decir la verdad y señalar inclusive, lo que ni le corresponde, porque no es una figura jurídica, pero se erige en fiscalizadora. Se saca de la manga cualquier fundación, aunque sea para enseñar a jugar jacks, pero no promueve elevar la capacidad intelectual y la dedicación al estudio, dándole valor a la ignorancia y la chabacanería. Lo que dicen hacer con las manos lo deshacen con los pies. Ya no solo en la televisión se tiene uno que aguantar el señalado canon de comportamiento que “sin tetas no hay periodismo” , sino que en la radio, que hoy celebra su día, prevalecen los gritos, las malas palabras y todo lo que degrada el nivel cultural de nuestra juventud.

Los que tenemos plena conciencia que elevando nuestro discurso damos ejemplo y hacemos una contribución al escribir bien, hablar bien y comportarnos aún mejor, debemos rechazar este mercadeo indiscriminado de la ignorancia y enseñar con el ejemplo, pero también, señalar lo repudiable y condenable que se mira a diario en los medios y que pretende hacernos comprar la idea de que se está promoviendo la incultura como responsabilidad ciudadana.

Los lectores somos más

V Feria Internacional del Libro de Panamá 2009
V Feria Internacional del Libro de Panamá 2009

“Todos a leer” es el tema adoptado para la promoción y celebración de la V Feria Internacional del Libro de Panamá, a celebrarse en esta ciudad del 19 al 23 de agosto próximos. Su empaque publicitario es impecable, habiendo seleccionado a cinco relevantes figuras de las manifestaciones destacadas que se dan en Panamá para ser sus voceros: el arquitecto Ignacio Mallol, la pintora Olga Sinclair, el compositor Omar Alfano, el atleta César Barría (el que cruzó el Estrecho de Gibraltar a nado) y el intérprete de reggae pop —como se define él mismo— Joey Montana. Todos testimonian su amor a la lectura en las cuñas elaboradas para este propósito, con énfasis en sus preferencias. Hizo falta el político que cultive este hábito.

El país invitado a esta quinta versión de lo que empezó siendo un sueño hace diez años es Perú. Aunque no se ha confirmado la asistencia de los grandes de las letras peruanas, se presentará una exposición itinerante “La Libertad y la Vida” , que recorre la vida de Mario Vargas Llosa, con testimonios de sus vivencias.

Siendo Perú un país que, como Nicaragua, es un semillero de poetas, se anticipa una representación amplia de autores de ese género. Igual participación se espera de la gastronomía, que está entre las mejores del mundo y produce sendos volúmenes donde se indican pormenorizadamente los pasos a seguir para lograr un plato sensacional. La feria tendrá una muestra de cine y entre los que participarán en ella está Cecilia Llosa.

Otros autores han adelantado que vendrán, como los colombianos Daniel Samper e Isabella Santodomingo, y el mexicano Álvaro Enrique. Como atractivo cultural, la Cámara Panameña del Libro, rectora de la feria, celebrará el concurso “La Pluma de Oro” , dirigido a niños y jóvenes, cuyo tema central será “Los comentarios reales” del Inca Garcilaso de la Vega.

El día de la presentación, muy concurrida tanto por medios de comunicación como por aficionados a la lectura y los libros —como yo— se mencionaron los esfuerzos iniciales para organizar este evento y le correspondió a los directivos y miembros de la mesa principal darle un justo reconocimiento al alcalde saliente, Juan Carlos Navarro, quien apoyó desde sus inicios la realización de la feria, especialmente enfocándolo a la niñez panameña y reconociendo que allí es donde se siembra. Es imperativo que las autoridades tanto locales como nacionales, en este momento electas, den su espaldarazo a este evento como un proyecto de Estado y no desaprovechen la tremenda oportunidad que representa convertirnos en las expectativas del continente, por lo menos, en cuanto a lo cultural se refiera, aunque sea cada dos años.

Hace falta que el comité organizador resuelva importantes temas como actualizar su página web, definir la agenda de todas o por lo menos, las más relevantes actividades que allí se realizarán y, sobre todo, alejar la feria de lo mundano y trivial, aunque esto sea lo que venda. Todos esperamos que, tanto del país invitado como de otros, vengan escritores de renombre y que este evento, el más importante a nivel cultural y el que ofrece un espacio destacado a la industria editorial de la región, vaya en ascenso en cuanto a afluencia como a apoyo tanto de parte del gobierno como de la empresa privada. Después de la confusión que causó la chiricana en el concurso de belleza y la mediatización y banalización de los mensajes tanto políticos como electoreros, nos merecemos una vuelta al raciocinio.