FERIA AL ARRULLO DEL FADO

Por Mariela Sagel, Vida y cultura, La Estrella de Panamá, 25 de noviembre de 2018

Con Portugal como país invitado se inauguró ayer en Guadalajara, Jalisco, México, la Feria Internacional del Libro (FIL) que congrega a la mayor cantidad de autores, editores, libreros y público de habla hispana del mundo.  En su trigésima segunda versión, la FIL es una institución respetadísima y es así como su programa está lleno de grandes escritores, grandes editoriales y muchos eventos.

Algunos temas giran en torno a escritores portugueses y los movimientos que han encabezado, destacándose a José Saramago, que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1998 y su viuda, Pilar del Río, presidirá las mesas “Memoria política de Saramago” y “El mundo después de Saramago”, donde además participará nuestro amigo Jorge Volpi, que estuvo recientemente en nuestra FIL.  El escritor Fernando Pessoa también será recordado en una representación artística bajo el título “Las máscaras de Pessoa”.

Biblioteca Nacional de Mafra en Portugal

Como es tradicional en esta feria, donde los “rock stars” están a la orden del día, Orhan Pamuk, otro galardonado con el Nobel de Literatura, (2006) de origen turco, abrirá hoy el Salón Literario que se ha estado llamando de unos años para acá “Carlos Fuentes” en compañía de Jorge Volpi.  Pamuk presentó ayer su último libro “La mujer del pelo rojo”.   Es una historia de amor y parricidio en el Estambul de 1980.

LOS DE AFUERA

Esta feria tiene la particularidad de congregar a muchos autores mexicanos que presentan por primera vez, o por enésima vez, sus obras. Pero también atrae, como abeja al panal, los autores más relevantes de la literatura y es así como el suizo Jöel Dicker, definido como una mezcla de Stieg Larson, Vladimir Nobokov y Philiph Roth presentó ayer su última novela, “La desaparición de Stepahnie Mailer”.  Arturo Pérez Reverte estrena hoy la tercera entrega de su serie Falcó, titulada “Sabotaje”, que lleva al mercenario Lorenzo Falcó a París a sabotear el cuadro Guernica de Pablo Picasso.  María Dueñas, con su última novela, “Las hijas del capitán”, Wendy Guerra con su nueva novela “El mercenario que coleccionaba obras de arte” y Carmen Posadas, la escritora uruguaya/española con “La maestra de títeres” estarán bajo los reflectores en los próximos días.  En esta pléyade de talentos no pueden faltar nombres como el del chileno Patricio Fernández, que presentará su libro “Cuba: viaje al fin de la revolución” (que presentó en la FIL nuestra), nuestro querido amigo Jon Lee Anderson y el venezolano Alberto Barrera Tyszka con “Mujeres que matan”.

Jöel Dicker, autor suizo

También estarán Juan Cruz con su libro “Primeras personas”, Leonardo Padura presentando “La transparencia del tiempo”, Javier Sierra, ganador del Premio Planeta 2017 con “El fuego invisible”, así como Jorge Ramos con “Stranger”, Andrés Oppenheimer con su libro “Sálvese quien pueda” y Laura Restrepo con su historia novelada “Los divinos”, basado en la atroz violación y asesinato de una niña por parte de un arquitecto de la alta burguesía bogotana.  A la escritora Restrepo le tocará el inmenso honor de tertuliar con Antonio Lobo Antunes, uno de los autores portugueses que estarán en la FIL, el día de mañana.  Lobo Antunes fue galardonado por la FIL en 2008.

Arturo Pérez Reverte

Una interesante actividad se dará con el escritor y psiquiatra estadounidense Brian Weiss, que hablará de toda su obra el martes.  Weiss es un taquillero autor de teorías sobre la reencarnación, regresión de vidas pasadas, progresión en vidas futuras, y la supervivencia del alma humana después de la muerte.  Generalmente los escritores no hispano hablantes que visitan la FIL tienen una eficiente y muy profesional traducción simultánea, para el que lo requiera.

Carmen Posadas

No puedo dejar de mencionar a JJ Armas Marcelo, que estará como siempre, omnipresente, en la FIL, esta vez presentando su libro “Ni para el amor ni para el olvido” y la celebración de “Centroamérica cuenta” (por la situación política que atraviesa Nicaragua este año no se celebró) con la presencia de Gioconda Belli y el gran mentor del festival, Sergio Ramírez Mercado.  Ellos también sostendrán un panel alrededor del tema “Nicaragua hoy” el miércoles 28.  Belli presentará un libro nuevo titulado “Las fiebres de la memoria”.

Orhan Pamuk

LOS DE ADENTRO

Son innumerables las presentaciones de autores mexicanos que aprovechan la plataforma de lanzamiento que es la FIL para dar a conocer sus novedades.  Entre ellos están Gonzalo Celorio, Juan Villoro (con varios libros nuevos), Guadalupe Loaeza, Jorge Volpi, Elmer Mendoza, Federico Reyes Heroles, Jorge Zepeda Patterson (su último libro “Muerte contrarreloj” lo reseñé en la edición del domingo pasado), Mónica Lavín y muchos otros autores que son ampliamente conocidos en nuestro ámbito.

Fernando del Paso

La FIL no es solo presentaciones de libros, es debate de política, del idioma, y ya en camino a ella murió Fernando del Paso, el autor de “Noticias del imperio”, que iba a presentar su último libro.  Se le rindió un sentido homenaje a quien nos alumbró y deslumbró con sus trajes excéntricos y su desbordante optimismo.  Igual ponderación merecerá Sergio Pitol, que falleció en abril de este año.

LOS GALARDONADOS Y LOS DEBATES

     Como es tradicional, se entregan varios premios, el más relevante el de Lenguas Romances, en reconocimiento al conjunto de una obra de creación en cualquier género literario y que corresponde este año a la escritora uruguaya Ida Vitale, de 95 años, a quien se le concedió este año el Premio Cervantes.  El Premio Sor Juana Inés de la Cruz, que premia a la autora de una novela publicada originalmente en español y reconoce el trabajo literario de las mujeres en el mundo hispano, se lo ha llevado la española Clara Usón, y el del Mérito Editorial, que destaca la visión y el oficio de esta figura fundamental en el mundo de los libros, lo recibirá la colombiana María Osorio Caminata.  El Premio de Periodismo Cultural le ha sido concedido a Benito Taibo.

Se estará debatiendo sobre la vigencia política del pensamiento de Carlos Fuentes y los hechos que cambiaron al mundo en el año 1968, cuando ocurrió la masacre de la Plaza de Tlatelolco.  Entre los panelistas de este encuentro figura el ex ministro de Relaciones Exteriores mexicano Jorge Castañeda.

Jorge Castañeda

En la FIL Guadalajara, a la que acuden más de un millón de personas, hay salón de poesía, de promotores de lectura, de cuentistas, de ciencias, de ilustradores, de traductores.  Igualmente hay una FIL de jóvenes, donde los “booktubers” son los reyes y también la FIL de niños, que siempre está abarrotada de los lectores en ciernes.

En el encuentro de lenguas originarias estará participando nuestro escritor guna Arysteides Turpana.

BONOS

     Dos temas cobran vida en esta feria, que hace tiempo son tema de discusión y estudio: el de crónica y de novela negra.  También, el de los diplomáticos escritores.  El primero lo abordarán Leila Guerriero, Felipe Restrepo Pombo y Alberto Barrera Tyszka bajo la conducción de Jaime Abello Banfi, director de la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y el otro, “Un viaje por el noir contemporáneo”, con la participación de Juan Bolea, Miguel Miranda, Marc Pastor, Francisco G. Haghenbeck, conducido por Elmer Mendoza.

Roberto Ampuero, el actual ministro de relaciones exteriores chileno, que antes fue embajador en México, y que fue refugiado y exiliado durante el régimen de Pinochet y prolífico escritor, disertará sobre “Diplomáticos y escritores”.

Las ganadoras del Premio Sor Juana Inés tendrán su espacio, (Gioconda Belli, Nona Fernández, Ana García Bergua, Margo Glantz, Tatiana Lobo Wiehoff, Angelina Muñiz-Huberman, Claudia Piñeiro, Laura Restrepo, Cristina Rivera Garza, Cristina Sánchez-Andrade, Clara Usón) así como los más recientes ganadores del Premio Planeta, celebrando los 67 años de la concesión de éste, con la participación de Santiago Posteguillo (que lo ganó este año con “Yo Julia”), Jorge Zepeda Patterson, Javier Sierra y Carmen Posadas.

Gioconda Belli

Y se estrenará un nuevo espacio, “Libros al gusto”, dedicado a la literatura gastronómica.  Con tal menú, no nos queda más que disfrutar las presentaciones de fado que se den en el pabellón portugués y las degustaciones de los pasteles de Belén.

Todo vale la pena cuando el alma no es pequeña…. Fernando Pessoa….

ABATIMIENTO POLÍTICO

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 25 de noviembre de 2018

La semana pasada publiqué un semi inventario de los temas que quedan como promesas incumplidas por la gestión Varela, y solamente alcancé a cubrir lo que correspondía al órgano ejecutivo. Y me quedé corta.  Nuevos desarrollos y acontecimientos me llevan a retomar el tema, pero esta vez con una perspectiva de cansancio, molestia (y eso que no me voy a meter con la promesa de 0 letrinas o techos de esperanza) porque tal parece que la ineptitud, el descaro o ambos son contagiosos, y han llegado hasta la Contraloría, pasando por el Ministerio Público.

Parece que al presidente le advirtieron lo peligroso que era tener en “stand by” el nombramiento de los magistrados que desde hace un año está pendiente y que trató de subsanar imponiendo a dos damas que lo que recibieron fue una palera como no se ha visto antes, sin que las mismas tomaran la digna decisión de declinar su designación.  Esto fue en enero y es a fines de noviembre, con las recomendaciones de más de una decena de nombres que pasaron los filtros del Pacto de Estado por la Justicia, que se anuncian dos de los tres nombramientos pendientes.  A lo mejor le entró miedo al presidente la inexplicable decisión del magistrado Oydén Ortega de circular un proyecto que sacaría del ámbito de la Corte Suprema el enjuiciamiento del ex presidente Martinelli.  Inexplicable la razón de esta iniciativa y lo que ha salido de la venta de fallos por parte de su hijo, aún sin aclarar, –como casi todo en este país–, empaña su trayectoria en esa instancia judicial.

Uno de los designados, el señor Olmedo Arrocha, no estaba en la lista que se le recomendó al presidente por parte del Pacto de Estado por la Justicia, ratificado por el Procurador de la Administración. No dudo que tenga los méritos para ser magistrado.  Se proyectó muy bien con el manejo de la entrega de los Cepadem y esa exposición mediática seguramente lo posicionó como magistrado en potencia.  Es autor del libro “Biografía y Genealogía de un Código”, que se publicó hace dos años en ocasión del centenario del Código Civil y que nos fue regalado, a los ex ministros de Gobierno, en un regio almuerzo que nos ofreció el entonces ministro Milton Henríquez.  Aparte de eso, el hecho de que sea o haya sido del partido panameñista no es necesariamente un mérito, pero siempre se le puede dar el derecho a la duda.

Sobre el otro nombramiento, el del magistrado Abel Zamorano, es más que merecido y válido.  El Licenciado Zamorano ha estado en el puesto del defenestrado ex magistrado Alejandro Moncada Luna por tres años porque era su suplente y ya era hora que lo nombraran en propiedad.  Ha dado muestras de ser un funcionario eficiente y no evade sus responsabilidades, como algunos de los que ensucian esa corte.  Queda el tercero, y todo indica que dejarán a Jerónimo Mejía, lo que permitiría continuar el juicio al ex presidente Martinelli desde esa instancia.

Al que no se le puede dar el derecho a la duda es al Contralor, que en declaraciones lamentables abogó por “darle una segunda oportunidad” a la constructora Odebrecht, cuando en todos los países donde se le ha comprobado que pagó sobornos tanto los presidentes como los jefes judiciales han sido removidos o enjuiciados.  Solamente hay que asomarse a los últimos acontecimientos que se han dado en Colombia con el Fiscal General de la Nación que, para más inri, tiene un departamento en Madrid comprado por una empresa panameña.  Tampoco al presidente que, aludiendo a la Biblia, abogó por darle otra oportunidad a esa empresa brasileña.  Como bien tuiteó mi colega y amigo, Ricardo J. Bermúdez “A confesión de parte relevo de prueba: el vídeo adjunto confirma que la desvergüenza, inopia e indolencia, no solo son altamente contagiosas, sino que afectan a nuestros funcionarios y carcomen el sentido y fondo de la Constitución de manera peligrosa. ¡Inaudito este pretexto!”.  Está demostrado hasta la saciedad que el presidente o, en su defecto, su campaña, recibieron dinero de Odebrecht, que ellos aleguen que fue una donación es cosa de interpretación y de encubrimiento.

No sé qué título le pondré a mi próximo artículo, que pretende abarcar el tema de la Asamblea Nacional, que no es nada menor y que involucra toda clase de escándalos.  Pero mientras tanto, veremos qué hacen con los hermanitos Martinelli que fueron pescados “infraganti” en Miami y guardados a buen recaudo para celebrar el Día de Acción de Gracias en una prisión para personas indocumentadas.