EN DONDE LAS LETRAS ESTÁN DE FIESTA

Por Mariela Sagel, Facetas, 4 de agosto de 2017, edición de fin de semana gracias a la Lista Clinton

La XIII Feria Internacional del Libro de Panamá está pronta a inaugurarse el 15 de agosto y el país invitado es Colombia.  El eslogan que este año ha seleccionado la Cámara Panameña del Libro es “La ciudad de los libros, en donde las letras están de fiesta”.  Representaciones de muchos países, desde Alemania hasta Marruecos, así como de organizaciones internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización de Naciones Unidas (ONU) y el Instituto Smithsonian y nacionales tendrán interesantes foros y mesas de debates.  Los niños y jóvenes tendrán su agosto, literalmente, porque esta fiesta de las letras es una a la que acuden los futuros lectores, que abarrotan los espacios dedicados a ellos y gozan adquiriendo los libros que allí se venden.

Varias conmemoraciones se estarán celebrando en la FIL, como son el centenario de la poeta Stella Sierra, los 75 años del Premio Ricardo Miró, los 75 años de la Biblioteca Nacional y los 50 años de la publicación de la obra cumbre de Gabriel García Márquez, así como el cincuentenario del Premio Nobel al guatemalteco Miguel Ángel Asturias que serán motivo de sendas conferencias.  Fonseca, el cantante colombiano, tendrá un concierto la noche de la apertura y el cine también tiene su agenda, donde se verán películas colombianas y se analizarán los guiones desde el punto de vista literario, con la participación del guionista mexicano Guillermo Arriaga, que presentará su libro “El Salvaje”, que ha sido merecedor de varios premios, en menos de un año que tiene de haberse publicado.

LOS NUESTROS

     No me alcanzaría el espacio para destacar todos los escritores panameños que tendrán su espacio para presentar sus libros o para hablar de su obra.  Como es usual, Rose Marie Tapia estrenará una obra, esta vez una semblanza de su madre, “Vida de compromiso”.  Lil Marie Herrera presentará su libro premiado en el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil Carlos F. Changmarín de 2016 titulado “Machin Canda’o” y Arturo Wong presentará una antología de obras de teatro.

Vida de compromiso

Katia Malo presentará dos libros, una reedición de “Cruz Alta/Cruz Baja” y los cuentos reunidos bajo el título “Vuelve ya el otoño”.  Se realizará un conversatorio sobre la narrativa de Andrés Villa que gira alrededor de la vía interoceánica y Salvador Medina Barahona tendrá el honor de presentar el poemario de Sandra Collazos McPherson titulado “Vengo del silencio”.

Vengo del silencio

Giovanna Benedetti será objeto de un homenaje a su poesía reunida en una publicación de una prestigiosa editorial española, “Después de los objetos” además de que recibirá su premio Miró en sección Cuento en la gala que anualmente se celebra en el marco de la feria, junto al resto de los ganadores, entre ellos el antes mencionado, Arturo Wong, que se alzó con dos premios el año pasado, y Rogelio Guerra y Francisco Díaz.

Cruz Alta/Cruz Baja

La antología ¡BASTA! contra la violencia de género será una de las estelares del país, y en ella participan un centenar de mujeres con poesía y micro relato, con el fin de crear conciencia de todas las actitudes que violentan a la mujer y lo femenino en nuestro tiempo.

Basta!

La Academia de la Lengua celebrará una sesión pública para la incorporación en esa noble institución del poeta Pedro Rivera, donde podremos escuchar su discurso de ingreso y otro académico, Justo Arroyo, recibirá el día de la clausura el homenaje instituido como “La pluma de oro”.

Machin canda’o de Lil Marie Herrera

LOS INVITADOS EXTRANJEROS

     Con 16 países que tendrán representación en esta FIL, sería muy temerario seleccionar lo más emblemático de cada uno, porque todos son valiosos.  Desde sus inicios La FIL estuvo llamada a ser de las más importantes del continente y va alcanzando ese punto de madurez que le permitirá ser referencia obligada.  De Colombia destacan Piedad Bonnet, William Ospina y Héctor Abad Faciolince, así como Darío Arismendi, Conrado Zuluaga y Diana Uribe, que dará la conferencia “Historia y elogio de la contracultura”.  Bonnet y Abad sostendrán un debate sobre narrar el duelo y Ospina otro sobre la paz.  Recordemos que estos escritores fueron muy beligerantes el año pasado en el referéndum sobre el proceso de paz, a favor del SI.

El American Dream

México tendrá a Guillermo Arriaga, y también a Enrique Berruga, con un interesante libro titulado “El American Dream”, sobre una supuesta anexión de ese país a los Estados Unidos, que se desbarata una vez que llega Trump a la presidencia.  Jean Francois Boyer, que vive en México pero es francés y fue reportero de guerra, presentará su novela “Lágrimas del volcán”.

Lágrimas del volcán

La delegación española, que siempre apabulla por su calidad y renombre, tiene a Juan Bolea dirigiendo la II versión de Panamá Negro y también presentando su novela “Orquídeas Negras”.  Espido Freire, la ganadora más joven que ha tenido el Premio Planeta, estrenará su obra “Llamadme Alejandra”, una novela sobre la última zarina que ganó el Premio Azorín de este año.  El homenaje de Panamá Negro este año será para Sergio Ramírez Mercado, el escritor nicaragüense que nunca falla a una feria y entre muchas de sus actividades, fundó el festival Centroamérica cuenta, que se realizó en el mes de mayo.

Llamadme Alejandra

El peruano Raúl Tola, que participará del I Foro de Periodismo bajo el título de “Las redes sociales en la era de la pos verdad” que presidirá Jaime Abello Banfi, Director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) presentará su última novela, “La noche sin ventanas”.  El Taller editorial Concolón conducirá un taller (valga la redundancia) sobre crónica periodística y el BID presentará el libro “Economía Naranja” de Iván Duque y Felipe Buitrago, que anima a Latinoamérica y Caribe a aprovechar su riqueza de talento y herencia cultural para mover la economía a través de las industrias creativas y culturales.

La noche sin ventanas

Definitivamente que Panamá será la ciudad de los libros, en donde las letras estarán de fiesta, al menos por seis días.

 

CERO TOLERANCIA A LA CORRUPCIÓN

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 4 de agosto de 2017, edición de fin de semana.

La ex senadora y ex ministra (de Justicia y Relaciones Exteriores) chilena Soledad Alvear estuvo recientemente en Panamá acompañando a empresarios de su país que participaron en un foro para incentivar el intercambio comercial con nosotros.  Dicha jornada fue muy exitosa y contó con la asistencia del Presidente Juan Carlos Varela.  Durante su gestión al frente de la cancillería se firmó hace casi diez años el tratado de libre comercio con Panamá.  En una amena conversación que sostuve con ella platicamos sobre el impacto que ha tenido en los puertos y el comercio chileno la ampliación del Canal de Panamá (Chile es el tercer usuario del paso transístmico) y también abordamos las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias que se llevarán a cabo en ese país en el mes de noviembre.

Alvear es una respetadísima política de la Concertación, de lo cual se siente orgullosa, porque reafirma que esos gobiernos post dictadura fueron los que le dieron el empuje a Chile para convertirse en el país que más crece en la región.  En el tema comercial aspira a tener el mismo nivel de relación que tiene con Panamá con otros países, para transmitir experiencias, aprender de los errores y crear fortalezas.

Cuando se firmó el tratado de libre comercio era otra la realidad de ambos países. Ahora se aspira a abrir la llegada de más productos chilenos, fortalecer la infraestructura portuaria del país y facilitar las exportaciones, todas tareas conjuntas público privadas.  También se podría importar gas desde Panamá, ya que actualmente lo hacen desde Trinidad y Tobago. En el sector agro exportador, Chile quiere convertirse en una potencia agroalimentaria y el canal ampliado le brinda esa posibilidad.

Chile ha hecho grandes inversiones para adecuar los puertos a los barcos que pasan por el canal ampliado.  Sería fantástico que se explotara el tema de cruceros.  El turismo de cruceros es un guiño a la prosperidad.  Destinos como Ecuador, Perú, Chile, ofrecen una gran oportunidad y ese tema fue tocado en el foro recientemente celebrado.

En lo que respecta a la ampliación de los puertos, se ha planteado la discusión sobre dónde se deben hacer, si en Valparaíso o en San Antonio.  Es posible que se destine un puerto para carga y otro para cruceros.  En ese aspecto Valparaíso es más adecuado para cruceros por todos los atractivos que ya tiene.  Eso fortalecería los dos puertos.

La senadora Alvear reitera que el intercambio comercial con Panamá ha sido favorable para Chile, pero no se contabilizan los recursos adicionales que ha dejado después de la ampliación a Panamá.  En los tratados de libre comercio hay que pensar siempre en el plus, en qué valor agregado se le puede dar.  Con Chile se tiene un gran intercambio en capacitación y hay una apertura académica.  Se están dictando varios postgrados aquí en Panamá y la oferta se sigue abriendo y se amplía a logística.  Eso facilita a los estudiantes el obtener una maestría en Panamá con profesores chilenos.

Sobre política, comentó de las elecciones próximas y relató que la nueva ley electoral solo permite la propaganda en fechas limitadas y con topes de apoyos económicos y equiparando las áreas.  Hay un monto de lo que se puede gastar en las campañas y el estado da también recursos.  Se ha contemplado la participación de las mujeres a un 40% y un incentivo adicional.

Considera esta campaña inédita desde que volvieron a la democracia.  Nunca antes ha habido un signo de interrogación tan grande en lo que va a pasar.  Sebastián Piñera, ex presidente, es el candidato de la derecha; Alejandro Guillier, por la Nueva Mayoría (bloque actual del gobierno) y Carolina Goic por la Democracia Cristiana, que en estas elecciones no va con la Nueva Mayoría.  Beatriz Sánchez es otra candidata que va por la izquierda extrema y ha repuntado recientemente.  Como todos, los chilenos no se fían de las encuestas, después de todo lo ocurrido con el Brexit, el plebiscito de la paz, Trump.  En elecciones anteriores era claro quién iba a ganar. Ahora no está tan claro el panorama.

En Chile hay un descrédito de la política y una falta de credibilidad de las instituciones.  La juventud no participa en su gran mayoría, que es un fenómeno mundial.  Es una lástima, porque hay que llevar a los mejores hombres y mujeres a los altos puestos, afirma.

Cuando le pregunté sobre escándalos de corrupción me dijo categóricamente que en “Chile hay cero tolerancia a la corrupción”, y puso ejemplos de procesos que se iniciaron por aportes a campañas de apenas 12 mil dólares.  Con la nueva ley no se permiten los dineros de las empresas, solo individuales y monitoreados por instituciones de transparencia.

Terminamos la plática sobre la gestión anterior de Piñera y su creencia que la educación es un bien de consumo, contrario a lo que ellos piensan, de que es un derecho.