Archivos de la categoría Publicado en La Estrella de Panamá

VIENDO EL FUTURO A TRAVÉS DEL RETROVISOR

Por Mariela Sagel, La Estrella de Panamá, 11 de junio de 2017

El tema de los acuerdos de la Concertación Nacional para el Desarrollo fue objeto de un sucinto artículo del poeta y escritor Manuel Orestes Nieto en la revista Portada del mes de abril y ha tenido eco en otras publicaciones de articulistas y columnistas, porque nadie se explica que casi diez años después, semejante esfuerzo sea letra muerta, especialmente si la directora del equipo facilitador de esos acuerdos es la hoy Vicepresidenta de la República.

En un think tank al que pertenezco invitamos a un miembro de una consultoría que pretende resucitar estos acuerdos, y confieso que después de ahogar al gentil interlocutor con preguntas, quedé más confundida que cuando no sabía por dónde venían los tiros.  A Panamá le sobran los estudios, las estadísticas y los planes, pero ninguno se aplica y la manera que enfrenta cada gestión de gobierno los problemas más medulares –educación, salud, agricultura, ambiente – no tiene continuidad, así que dejemos de estar hablando de visiones 2020 o 2030.  No se puede resolver el problema económico si no hay una solución favorable a la cuestión social.

Aquí sobran las estadísticas, pero desde los niveles más altos de los que manejan la cosa pública se siguen guiando por percepción.  Encima de que la sociedad tiene poca capacidad de entender las estadísticas, los que deben liderar las políticas públicas tampoco lo tienen claro, y se refugian en los subsidios, que crean un estado espantosamente asistencialista, que desfigura cualquier realidad. El país se administra como una tienda de chino –sin ser peyorativa— o como un chiringuito.

El mentado crecimiento económico versus la reducción de la pobreza, no toma en cuenta el abismo profundo que se está abriendo entre las competencias necesarias para que los profesionales panameños sean competitivos y no se escuden detrás de leyes que protejan las profesiones.  De seguir así, en unos veinte años podemos entrar irremediablemente en un proceso de pobreza y eso sí sería un retroceso para el país, con hub logístico, aeronáutico y comercial, entre otros.

Nuestras autoridades no solo no saben, sino que no quieren saber cómo es que deben hacerse las cosas para que enfilemos al país que debemos construir, son incoherentes, la institucionalidad es cada día más débil, no salimos de la zona de confort en que nos hemos colocado porque siempre hemos tenido el dólar y recuperamos el usufructo del Canal de Panamá.

En los temas educativos la situación es álgida.  Solamente 2 de cada 10 estudiantes culminan sus estudios superiores, lo que agrava la situación de ascender en puestos de trabajo y la falta de conocer un segundo idioma es la peor discapacidad para progresar laboralmente.  El Ministerio de Educación, por ejemplo, es una entidad completamente fallida, que solamente repara escuelas –si es que lo hace y a tiempo – pero que no participa en la cadena de desarrollo que debe llevar un país que crece en porcentaje del PIB más que ninguno otro en el área, pero que no puede hacer prospectivas porque no se cuenta con la información.

Lo que sí es una realidad es que la deuda del gobierno alcanzó ya los $29,000 millones de dólares y la participación del sector agropecuario en el PIB bajó al 1%.  El tema ambiental, que ha ganado ahora mucha popularidad a raíz de que el anaranjado presidente de Estados Unidos se retiró del Acuerdo de París y que el nuevo presidente de Francia lo ha retado con el “slogan” “make our planet great again” (hagamos grande otra vez a nuestro planeta), en parodia a lo que el gringo no se cansa de repetir: “make the US great again” (hacer grande a los Estados Unidos otra vez) está totalmente ajeno a los planes del actual gobierno y un país que tiene tanta agua y tanta vegetación abusa de sus recursos sin misericordia.

El gran intelectual Manuel Orestes Nieto tituló su artículo “¿Desconcertados?”.  Después de toda esta tormenta de ideas durante la cual bombardeamos al invitado para que nos explicara qué podemos hacer con los acuerdos de Concertación Nacional para el Desarrollo salimos más desconcertados pero seguros de que debemos empezar a crear conciencia de que la bendición que creemos que tiene el país no va a durar para siempre, si no trabajamos en serio y con luces largas para tener una visión de país desarrollado, no el emparche que tenemos ahora.

 

PRIMER FESTIVAL DE FADO EN PANAMA

Por Mariela Sagel, Facetas, 4 de junio de 2017

Desde fines del año 2015 se estableció por primera vez en Panamá la misión diplomática de Portugal, teniendo en sus representantes a dos entusiastas, finos y comprometidos embajadores con todo lo que tiene que ofrecer su país, sus Excelencias Pedro Pessoa e Costa y su esposa, Ana, que además preside la Asociación Diplomática de Panamá.  Anteriormente las relaciones se manejaban desde Bogotá.  Llegaron con fuerza y pasión, con la creencia de que una relación tiene que ser de interés y beneficio para los dos países.

Portugal ha estado en la mira del mundo últimamente.  Ganó recientemente el festival de Eurovisión celebrado en Kiev con Salvador Sobral, con el tema «Amar pelos dois».  En poesía, en cultura y en música, Portugal emerge con fuerza, en esta ocasión, con el Festival Fado que se va a realizar en Panamá.

Hasta ahora, Portugal era para nosotros sinónimo de la Virgen de Fátima y del jugador de fútbol Cristiano Ronaldo.  Recientemente añadió un nuevo ingrediente: el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, es portugués.

Portugal ha puesto su vista en América Latina, que antes era muy marginal, veía a Brasil, por obvias razones y tomaba en cuenta a Venezuela, donde hay una población portuguesa bastante grande.  De allí pasó a México, Argentina, Colombia y Perú.  Pero ahora se ha ido expandiendo, para beneficio de ambos países, Panamá y Portugal.  Sorprende conocer que Portugal es el país que tiene la mayor extensión de tierras sembradas de viñedos, y poco se conoce del vino portugués, especialmente del verde, que es exquisito.  De igual forma, ha ido incrementando la oferta universitaria con especialidades como la biotecnología e ingeniería muy especializada, y ofrece becas que el IFHARU maneja.  La ventaja es que se enseña en portugués y en inglés.

Embajador de Portugal Pedro Pesoa e Costa frente a un cuadro de la pintora Isabel Almeida Garrett

Tanto Portugal como España han reforzado la relación con Europa, y son jugadores importantes en la Unión Europea.    Con las ex colonias también mantiene relaciones cordiales, como son Angola, Mozambique, Macao, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Guinea-Bisáu, Angola, etc. Los portugueses fueron mucho más descubridores que conquistadores.

IDENTIDAD MUSICAL CON EL FADO

El Fado identifica a Portugal; hay uno de Coimbra y uno de Lisboa.  Hay quienes dicen que empezó en los barrios bohemios, que era música marginal, pero otros defienden que tiene influencia de los esclavos y los emigrantes de Brasil.  Siempre fueron los temas como el destino, la nostalgia, melancolía los que lo inspiraron –el “saudade”–, y eran cantados por personas que perdían algo y anhelaban recuperarlo.  “Saudade” es una palabra que solamente se conoce en portugués.  Es como un tatuaje en el alma, como dijo un poeta, se queda allí por siempre. Portugal tuvo al Rey Sebastián, que se marchó a una batalla a Marruecos y no volvió y después de siglos, se tiene la esperanza de que volverá y se le canta el fado.

El fado era popular, pero la clase burguesa y la aristocracia se empezaron a apropiar de él, porque era “trendy”, y ahora se ve en todos las escenarios.  No se enseña en las escuelas, pero sí en el conservatorio. Un componente es melódico y está acompañado por una viola y una guitarra portuguesa (de doce cuerdas).  El fado se internacionalizó y Unesco lo reconoció como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2009.

Mariza, la diva del Fado

En Japón se enseña fado, y hay japonesas que lo cantan.  Los portugueses fueron los primeros en llegar a Japón y  ambos países tienen una relación muy cercana.  El fado se expandió y es de todos.  En el mundo hay 217 millones de personas que hablan portugués, es el sexto idioma del mundo y el tercero de origen latino.

Durante la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar (de 1926 a 1974) se siguió apoyando el fado, pero cuando ésta cae se le miraba ligado a ella.  Fueron cambiando los temas, y hoy en día son cotidianos y contemporáneos y ya se le ha ido quitando a la gente ese paradigma.

La lengua portuguesa es muy melódica y hermosa.  Las multinacionales musicales la reconocen en todo su sentido y muchos cantantes famosos han hecho canciones con intérpretes de fado.

 

 

 

MARIZA, LA DIVA DEL FADO

El 13 de junio, en el Ateneo de la Ciudad del Saber, se va a realizar el primer festival de Fado en Panamá, con Mariza, una intérprete de las más destacadas de la escuela de Lisboa, que viene acompañada de 12 músicos.  El Fado hoy en día es parte de la “world music”, como el tango, el flamenco.  Su parte musical es sencilla, lo que le da vida es la intérprete y Mariza es única en eso.

Su visita a Panamá es parte de una gira continental, que se complementa con una exposición de 20 paneles que relatarán su historia, un taller o workshop de guitarra, y el espectáculo final.  Sus canciones son poemas y, aunque no se entiendan –por el idioma— el sentimiento que ella imprime conmueve al público.

Esta visita ha recibido el apoyo de muchas empresas, porque una de las mayores inversiones que le ha impreso el embajador Pessoa es a elevar las relaciones comerciales, sin descuidar las culturales, que son las que le llegan a todo el mundo.  Coincide también que Lisboa es la capital iberoamericana de la cultura este año, y Panamá lo será en 2019.  Portugal tiene tanto que ofrecer, a nivel literario (tienen un nobel, José Saramago, destacados escritores como Fernando Pessoa) así como premios de arquitectura y todo un mundo por descubrir.

El Fado es sexy, hay cantantes fantásticos, el de Coimbra es más interpretado por hombres.  Otra gran cantante muy conocida es Amalia Rodrigues.  Las letras tocan el alma de la gente.  Mariza es sofisticada, guapa, bien vestida.  Antes se vestía de negro, pero ella le ha dado un toque de “world music”, es considerada una diva, con 30 discos de platino recibidos en una década.

El festival de Fado nació en Madrid, donde se llevan a cabo muchos espectáculos, en 2011, y hasta ahora se ha realizado en Europa, África y América Latina.  Hay un museo del fado.

Mariza es nacida en Mozambique, al igual que el embajador Pessoa y criada en el barrio mítico de la Mouraria de Lisboa. La artista se ha presentado en el Royal Albert Hall de Londres, el Carnegie Hall de Nueva York, el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, la Ópera de Sídney, el Palau de la Música de Barcelona, la Alte Oper de Frankfurt y el Teatro Albéniz de Madrid, por mencionar algunos destacados espacios.

Asimismo, Mariza ha conquistado premios como el de la BBC 3 por la Mejor Artista de World Music de Europa y el European Border Breakers Award en el MIDEM, al tiempo que ha sido nominada en dos ocasiones para los Grammy Latinos y sus discos han sido incluidos en listas de los mejores del año en Times, Songlines, Uncut y Sunday Times. Con “Terra”, por ejemplo, alcanzó el top 5 en las listas de World Music de Estados Unidos y Canadá.

Mariza también incursionó en la actuación como una de las estrellas principales de la película “Fados”, del realizador español Carlos Saura, además de protagonizar el documental “Mariza and the History of Fado”, producido para la BBC por el crítico musical Simon Broughton.

En “Mundo”, su sexto disco de estudio, la cantante vuelve a mezclar lo antiguo y lo nuevo para así volver a desplegar un carisma y un magnetismo fuera de lo común.

La presencia de Mariza va a encantar y sorprender el público de Panamá. Y va a reforzar las relaciones entre Portugal y este país, tan ávido de presentaciones artísticas de calidad.